Llamada así por la famosa mujer garganteña que dio vida a la leyenda, esta habitación es amplia, de tonos amarillos y mobiliario de madera estilo campestre.